Actualización 1: Cierre del Proyecto El Dorado, El Salvador

En marzo de 2017, la Asamblea Legislativa de la República de El Salvador aprobó la Ley de Prohibición de la Minería Metálica. Poco después de la aprobación de esta legislación, OceanaGold tomó la decisión de salir del país e inició el proceso de finalización de sus actividades en El Dorado.

Esto incluyó el cierre de la Fundación El Dorado y la finalización de contratos laborales para más de 80 colaboradores locales que se dedicaban a trabajar en el área administrativa, los diversos programas sociales y la investigación y análisis geológico en la zona. Todas estas actividades concluyeron el 15 de septiembre de 2017.

Actualmente nos encontramos en el proceso de liquidación y disolución de nuestras empresas y activos en el país de acuerdo con las leyes y procedimientos establecidos. Entre tanto, informamos de nuestros avances a las autoridades gubernamentales y a la comunidad local.

Antecedentes

OceanaGold adquirió el Proyecto El Dorado en noviembre de 2013 mediante la adquisición de Pacific Rim Mining Corporation.

Aunque hubo una mina subterránea en producción desde 1948 hasta 1953, El Dorado, en el momento de la compra y hoy en día, ha sido un proyecto de exploración y no ha vuelto a estar en producción desde que fue cerrada en 1953.

En 2004, después de ocho años de exploración geológica y planificación técnica, Pacific Rim presentó su Estudio de Impacto Ambiental y solicitó el permiso ambiental en el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. A la vez, en el Ministerio de Economía solicitó la concesión para la extracción y procesamiento del mineral.

Para 2009, Pacific Rim no había recibido respuesta por parte de ambos Ministerios de El Salvador y presentó una demanda de arbitraje ante el Centro Internacional para la Solución de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) en busca de los respectivos permisos para iniciar el proyecto o una compensación.

Al momento de la adquisición de Pacific Rim en 2013, OceanaGold optó por continuar el proceso de arbitraje para obtener claridad sobre la posición del Gobierno de El Salvador acerca de la solicitud de los permisos presentada por Pacific Rim.

El 14 de octubre de 2016, el CIADI resolvió a favor del Gobierno de El Salvador y requirió que OceanaGold cubriera los gastos de El Salvador por el proceso iniciado por Pacific Rim. En cumplimiento de esta decisión, OceanaGold pagó más de US $ 8 millones al Gobierno de El Salvador en julio de 2017.

Con la resolución en el CIADI y la aprobación de la Ley de Prohibición de la Minería Metálica, OceanaGold decidió poner fin a la posibilidad de iniciar el Proyecto El Dorado.

El cumplimiento transparente y responsable de las leyes y regulaciones locales, en los países anfitriones, es fundamental en la manera de hacer negocios por parte de OceanaGold. En este contexto, respetamos y reconocemos la decisión del Gobierno de El Salvador con respecto a la minería. OceanaGold proporcionará actualizaciones periódicas adicionales a medida que avance con la liquidación y disolución de sus activos en el país.

En este sentido, OceanaGold no tiene planes de continuar invirtiendo en El Salvador.

Para más información, por favor comunicarse a través de:  [email protected].